¡Cómplices!

Los que callan. Los que apartan la mirada. Los que se hacen el sueco. Son cómplices de la injusticia los que jalean y los que otorgan. Son cómplices del atropello los que no quieren saber y los que sabiendo atizan el fuego. Es cómplice el silencio frío del miedo que atenaza la lengua, el rédito del interés que juega con calculadora, la necedad que ni sabe ni quiere saber ni puede saber. El mutismo es cómplice de la vejación. “Por un oído entra y por otro sale. No va conmigo. Cuando el río suena agua lleva. Es tu problema. No es para tanto. No me meto. No he visto nada, nada sabía” Porque hay cómplices hay injusticia.

Saca los fusiles señora Carrar. Recoge polvo Antígona. Ahoga tu furia Joe Wilson. Levanta la mirada, Karen, atraviesa el cementerio  y no mires a los lados que están los cómplices.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s