Advertencia para los caudillos de la burbuja

La empatía y/o la proyección son nuestras armas, la de los actores, para comunicar con el público. Si conseguimos que alguien se ponga en los zapatos del personaje que interpretamos entonces estaremos creando un vínculo de emociones de ida y vuelta: conseguimos la emoción del observante y retroalimentamos, con ella, la pericia de nuestro objetivo. He ahí el quid de la cuestión. A veces el sagrado acto de comunicación entre el intérprete y el público se da por proyección. Proyectamos al ver, en una escena o en una pintura o en un texto, nuestras vilezas reflejadas en los personajes. Cuando se establece la proyección también brotan emociones, en los espectadores, que estimulan y redimensionan las actuaciones de los actores. No nos emocionamos nosotros los intérpretes, esa es una falsa creencia, se emociona el público si se tocan las teclas adecuadas y se hace de nítido espejo. Nosotros, los actores, recreamos las emociones, las fingimos hasta dar la sensación de ser reales, las exponemos hasta parecer que están ocurriendo por primera vez y sin ensayo, pero la emoción esencial,  es la del que empatiza o la del que proyecta. Luego crecemos con el miedo, con la pena, con la felicidad del público y nuestro miedo, nuestra pena y nuestra felicidad, adoptan la forma de la verosimilitud hasta acariciar la autenticidad. Cuando se siente temor y compasión por las desventuras del personaje, reencarnado por el cómico, cuando se percibe el reflejo de los bajos instintos en las intenciones del antagonista, entonces nace el teatro, porque emana, como emana el agua de un manantial inagotable, la emoción y la comunicación.

— ¿Cómo conseguir la atención del público?

No es la técnica, no es la forma impoluta, el gesto milimétrico o la rutina perfecta lo que hace que captemos la atención del público. Es el conocimiento y la claridad de nuestros objetivos en escena, la aceptación del impulso de satisfacerlos y la capacidad para captar todos los estímulos posibles, con el tacto, con el olor, con la vista, con el gusto, con el oído y ponerlos al servicio del objetivo.

En conclusión: la comunicación y la emoción son las razones que propulsan el arte, pero para conquistarlas es necesario implicarse, hasta las últimas consecuencias, sin temor al fracaso. Es imprescindible que nuestros fantasmas salgan a la luz, que nuestras pasiones afloren, que nuestros miedos emerjan, que nuestras fantasías se hagan dueñas de la situación hasta arrinconar la tediosa quietud de las convenciones. El arte, disculpen lo categórico de mis palabras y discrepen cuanto crean conveniente, no es escribir sin faltas de ortografía o cantar con voz bonita o interpretar con dicción de laboratorio o hacer música con fórmulas planificadas. El arte no es patrimonio de la celebridad ni de la pompa ni del estruendo de los aplausos ni de la cantidad de libros firmados ni del reconocimiento del sabio ni de la técnica depurada ni de todo lo contrario o de lo contrario a medias. El arte tiene que ver con la honestidad, con la nobleza, con el riesgo, con el coraje de sentirse en la cuerda floja. El arte tiene que ver con caer, a veces, y asumir el fracaso, siempre. El arte tiene que ver con ponerse a prueba sin descanso y no con huir de la contienda para vivir descansado. El arte no es compatible con los que gastan palabras y no mueven un dedo. El arte repudia a los destructores de la luz, a los parásitos de la abnegación, a los ineptos del algodón, a los caudillos de la burbuja. El arte se da de bruces con el notorio de ínsula baladí y se abre, de par en par, al que prefiere una mochila nómada a una sedentaria corona.  El arte es para los que emocionan y comunican y para los que necesitan comunicar y emocionarse. Una cosa es parecer que se es y otra, bien distinta, es ser, aún no pareciéndose.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s